110.00€

Revisión completa de parapente
[rEVISION COM]

Revisión completa de parapente

Revisión anual completa:

Aspecto general de la vela

Control del calado de la vela

Control de la porosidad del tejido

Control del nivel de resistencia del tejido

Inspección de los suspentes

Inspección de las bandas y maillones

Inspección de las costuras

Inspección de las placas del borde de ataque

Inspección de la cinta del borde de fuga

Inspección de los puntos de anclaje

Inspección de los cajones y cintas de carga del intrados

Inspección de los cajones del extrados

Inspección de las costillas

Inspección de las costillas diagonales

Control del nivel de ruptura de los suspentes a petición del propietario  38 € ( no incluye el precio la sustitución de los suspentes rotos en el test.)

Test en vuelo opcional 65 € 

 

Estirado suspentaje dinema 35 €   Si se requiere

 Se entrega certificado de revisión.

Inspecciones de la vela por OZONE

Tu vela, al igual que un vehículo, debe pasar una inspección técnica para comprobar que está en condiciones de ser volada. Si alguna vez la vendes, deberías entregarle al comprador un certificado de inspección.

Tu vela debería someterse a una comprobación cuando cumpla 24 meses de vida, y a partir de entonces cada 12 meses. Si vuela mucho (más de 80 horas al año), te recomendamos que sometas a la vela a una inspección al final de cada temporada. Si usas tu vela profesionalmente, ya sea para enseñanza o para vuelos biplaza, hay que llevar a cabo una prueba completa de mantenimiento cada 12 meses. Si no se hace dicha inspección, no se podrá garantizar que esa vela esté en condiciones de volar, y tal vez con cumpla la normativa de la DHV bajo la que fue fabricada.

La vela y los cordinos no envejecen por igual, y es posible que tengas que cambiar alguno o todos los cordinos durante la vida de la vela. Por eso es tan importante hacer comprobaciones periódicas que permitan conocer el estado de todos los componentes de tu ala.

Recomendamos que la inspección de mantenimiento la lleve a cabo un profesional cualificado. El responsable de tu equipo de vuelo eres tú, y tu seguridad depende del mismo. Cuídalo e inspecciona con regularidad todos sus componentes. El que una vela cambie de manera de comportarse en vuelo también puede ser un indicador del envejecimiento de la misma, así que si notas cualquier cambio, lleva tu parapente a que lo comprueben antes de volver a volar con él.

Los elementos básicos de una inspección son los siguientes:

Porosidad - Se mide, con un instrumento, el tiempo que tarda un cierto volumen de aire en pasar a través de una superficie determinada del tejido. El resultado se expresa en segundos. Dicha medición se hace en varios puntos del extradós y del intradós.

  • El valor más bajo que se admite para el Gelvenor (extradós) es de 40 segundos.
  • El valor más bajo que se admite para el Porcher (intradós) es de 20 segundos.
  • El valor más bajo que se admite para el Porcher ligero (tejido empleado en el Peak) es de 10 segundos.

Resistencia al desgarro - Se clava una aguja en el tejido y se el aplica carga al tejido a través de una máquina. Se trata de ir aumentando la carga hasta que el tejido comience a desgarrarse. El Betsómetro medirá la resistencia en ese momento.

  • En las velas de Ozone, el valor más bajo que se admite es de 600g.

Resistencia de los cordinos - Se comprueban los cordinos centrales de cada banda (A, B, C y D), tanto superiores como intermedios e inferiores. El motivo de hacerlo así es que dichos cordinos son los que aguantan la mayoría de las cargas. Cada cordino se prueba sobre una mesa especial, donde se van tensando de uno en uno hasta que rompen, y se anota el valor de rotura.

  • El valor más bajo admitido para los cordinos A y B es el resultado del cálculo siguiente: [(PTV Max*8) / (número de cordinos A + B, sin estabilo)].
  • El valor más bajo admitido para los cordinos C y D es el resultado del cálculo siguiente: [(PTV Max*6) / (número de cordinos C + D)].
  • Para los cordinos superiores el valor más bajo que se acepta es de 30 kilos.

Donde PTV Max es el peso máximo total en vuelo para ese modelo de vela, por ejemplo, para un aVulcan, el peso total máximo es de 135 kg (para la talla XL), y tiene 6 cordinos A y 6 cordinos B, por lo que el valor más bajo admitido para un cordino de la banda A será (135 * 8 )/12 = 90. Es la manera normal en la que la DHV hace sus cálculos para las pruebas de resistencia de los cordinos..

Si la carga de rotura se acerca demasiado al valor mínimo calculado, el profesional dará un periodo de tiempo tras el cual habrá que sustituir dichos cordinos.

Longitudes de los cordinos. - La longitud total (cordinos de las bandas, + cordinos intermedios + cordinos superiores) debe comprobarse bajo una tensión de 5DaN. La diferencia entre la longitud medida y la original no podrá exceder +/- 10mm. Los cambios que podrían aparecer son un leve encogimiento de las D y un ligero estiramiento de las A y B. Las consecuencias de esos cambios podrían suponer una velocidad a manos sueltas más lenta, dificultad en el inflado, etc.

Comprobación total - Debe llevarse a cabo una comprobación visual de todo el suspentaje en la que todos los componentes del parapente (costuras, costillas, diagonales, cordinos, cintas de carga…) deben examinarse.

Por último, una prueba en vuelo confirma que la vela se comporta con normalidad.

IMPORTANTE : Cuida tu vela y comprueba que se le hacen las comprobaciones citadas y con las periodicidades indicadas, y que las lleva a cabo una persona cualificada y con experiencia. Eso te garantizará horas de vuelo seguro.

 

 

Comentarios
Fabricantes
0 artículos
Información del Fabricante
Vuelolibre.com
Vuelolibre.com Página Principal
Otros productos
Compartir Producto
Compartir vía Correo Electrónico
Compartir con Facebook Compartir con Twitter